5 maneras de obtener el máximo rendimiento de tu quemador de grasa.

  1. Entrena de manera más inteligente

Si está tomando un quemador de grasa, probablemente esté o intente entrar en un déficit calórico, lo que significa que su cuerpo quema más calorías de las que consume. El único problema con este enfoque es la restricción calórica prolongada, también conocida como dieta, perder peso puede causar estragos en su metabolismo.

Agregue más entrenamientos HIIT y acorte los tiempos de descanso, además de incluir una rutina de cardio acorde a los objetivos que esté buscando.

No es recomendable entrar en déficit calórico de manera intempestiva, lo ideal es hacerlo poco a poco para no sentir cansancio o pérdida de energía.

  1. Ajuste las comidas a su tipo de quemador de grasa

No todos los quemadores de grasa son iguales, y cada quemador de grasa debe usarse de una manera específica. Ciertos quemadores de grasa funcionan mejor con el estómago vacío, mientras que otros no funcionan tan bien en presencia de ciertos macronutrientes. Es por eso que ajustar sus comidas en consecuencia es crucial para maximizar sus resultados de la quema de grasa. Y recuerda: no hay sustituto para una alimentación saludable.

Si agrega un quemador de grasa a su stack diario, siempre tenga en cuenta que tomar decisiones saludables con las comidas sigue siendo un componente vital para lograr mejores resultados. ¡Un quemador de grasa no es una píldora mágica para ayudar a borrar un fin de semana de comidas trampa!

  1. Controle su quemador de grasa correctamente

El tiempo es crucial para garantizar que obtenga el máximo rendimiento de su quemador de grasa. Por ejemplo, si toma un quemador de grasa para ayudar a reducir el apetito, su primera dosis debe ser anterior a su primera comida del día.

Dado que muchos quemadores de grasa contienen ingredientes que mejoran la energía, también puede tomarlo unos 15-30 minutos antes del ejercicio para sacar provecho de sus beneficios y ayudarlo a obtener más de su entrenamiento.

La mayoría de los quemadores de grasa recomiendan dosis múltiples durante el día, por lo que si hace ejercicio temprano en la mañana, puede usar su segunda dosis para controlar los antojos de media tarde y para darle un impulso de energía a medida que avanza al final de su jornada laboral.

¿Utiliza su quemador de grasa en días que no son de entrenamiento? Úselo como un refuerzo de energía y supresor del apetito, cronometrando sus dosis en consecuencia y espaciando cada 5-7 horas. Recuerde, las recomendaciones de dosificación para cada quemador de grasa pueden variar, por lo tanto, lea la etiqueta con cuidado de antemano para que comprenda claramente la dosis recomendada de cada producto.

  1. Controle su sueño

Perder el sueño puede tener serios efectos perjudiciales en sus objetivos de quema de grasa. Incluso la privación parcial de sueño ha demostrado que disminuye el número de calorías quemadas en respuesta al ejercicio, y la privación prolongada del sueño ha demostrado que amplifica este efecto.

Un sueño adecuado mejora su tasa metabólica natural, permitiendo que su quemador de grasa sea una adición útil a su programa de pérdida de peso en lugar de una compensación necesaria por los malos hábitos. Dormir lo suficiente todas las noches también lo ayudará a sentirse mejor cada día, ayudándole a mantenerse motivado, a entrenar más y a cumplir con su plan de quema de grasa.

La mayoría de las personas siente los efectos estimulantes de la cafeína durante aproximadamente 3 a 4 horas después del consumo, por lo que, como regla general, no consuma su quemador de grasa dentro de las 3 a 4 horas antes de acostarse.

  1. Mantente hidratado

Nunca pase por alto la importancia de beber suficiente agua para mejorar sus beneficios de quema de grasa. El agua es esencial para la vida y la salud óptima, y ​​sin suficiente energía, tu fuerza y ​​tu metabolismo sufren.

Cuando su cuerpo no está bien hidratado, su rendimiento en el gimnasio sufre sustancialmente. Cuando esté abastecido, podrá hacer más trabajo y con mayor intensidad, lo que generará más calorías quemadas y mayores resultados en la pérdida de grasa.

Simplemente beber agua sola puede mejorar la capacidad de su cuerpo para administrar lo que se conoce como “flexibilidad metabólica” o la capacidad de cambiar entre el uso de carbohidratos como combustible o reservas de grasa.

Además, cuando se consume agua en lugar de bebidas con alto contenido calórico, el total de calorías consumidas por día, como es lógico, disminuye. Esto puede parecer obvio, pero dado que muchas personas todavía beben montones de “calorías ocultas” en forma de refrescos, jugos o bebidas alcohólicas, ¡siempre vale la pena repetirlo!

3 comentarios de “5 maneras de obtener el máximo rendimiento de tu quemador de grasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *